9 noviembre, 2015

Investigadores de la Universidad de Puerto Rico en Cayey (UPR-Cayey) revelaron que cinco pueblos localizados al centro y sur de Puerto Rico-Caguas, Cayey, Guayama, Cidra y Coamo- la población aumentó.

Este fue uno de los datos que destacaron los investigadores José M. Calderón Squiabro y José Caraballo Cueto durante la conferencia “Características demográficas, socioeconómicas y de vivienda de la región de la Universidad de Puerto Rico en Cayey”.

Vionex Marti González, directora del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias de UPR-Cayey, destacó la importancia de promover investigaciones como esta, de un enfoque regional. “Este estudio es una importante contribución para informar las políticas públicas y el diseño de los servicios de diferentes instituciones y sectores dentro de nuestra región de servicio: instituciones educativas, empresas, alcaldías, organizaciones no gubernamentales e industrias”, dijo la profesora Marti.

Esta región, de donde proviene la mayoría de los estudiantes que asisten a UPR-Cayey, se compone por 11 pueblos. Estos son Cayey, Cidra, Caguas, Aguas Buenas, Barranquitas, Aibonito, Coamo, Salinas, Guayama, Patillas y Arroyo.

Durante la actividad, celebrada en el Anfiteatro Arturo Morales Carrión de la UPR Cayey, se presentó un análisis de estos municipios en comparación con el resto de Puerto Rico. Se usaron datos del Negociado del Censo y la Encuesta sobre la Comunidad de Puerto Rico durante el periodo de 1980 al 2010. En la primera parte del foro se discutió el perfil demográfico, de educación y de vivienda.

Mientras que en la segunda parte, se analizaron el grupo trabajador, las características sociales y económicas de los hogares que componen la región de servicio de UPR-Cayey.

Por su parte, el Dr. Caraballo Cueto, investigador que aportó en este análisis y director del Centro de Información Censal, ubicado en UPR-Cayey, resaltó datos sobresalientes del estudio.

De acuerdo con Caraballo Cueto, la mayoría de los pueblos en Puerto Rico muestran el envejecimiento de la población. Sin embargo, explicó que en pueblos con poca actividad económica como Aibonito o Patillas, este fenómeno es más marcado. “Son pueblos más pequeños donde las oportunidades laborales no son tan amplias. La población mayor a 65 años tiene sus raíces ahí y se quedan. Es la juventud que tiene más ganas de movilizarse o emigrar a centros de mayor producción”, dijo el también economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *