15 abril, 2017

La estudiante Sherley Collado Justiniano, del Departamento de Biología del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), es la primera puertorriqueña en ser aceptada al programa combinado en Ciencias Biológicas y Biomédicas del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y Yale University, que ofrece los grados simultáneos de doctorado en Medicina (M.D.) y en Genética (Ph.D.).

«Es un orgullo ser la pionera de este programa combinado. Este logro ha sido producto de muchos sacrificios y dedicación. El Colegio de Mayagüez ha sido una parte integral en llegar a lograr mi meta, al estimular mi intelecto y ayudar a desarrollarme como estudiante, científica y profesional. Muchos profesores han sido mis guías y ejemplos a seguir», indicó Sherley.  

Precisamente, Ciencias Médicas y Yale firmaron un acuerdo colaborativo, en julio de 2015, para aceptar entre dos a tres estudiantes, por año académico.

«Fui notificada de mi admisión a ambas universidades el pasado 1 de marzo de 2017. Espero poder abrir puertas para otros alumnos con intereses similares a los míos. Cursaré los primeros tres años en la Escuela de Medicina en Puerto Rico, comenzando en agosto. Luego, continuaré mis estudios conducentes a un doctorado en Yale, desde el cuarto año hasta el séptimo, y regresaré en el octavo año a terminar Medicina en Puerto Rico», explicó.

El interés de la futura médica genetista por una carrera relacionada con la salud y las ciencias inició desde la escuela elemental.

«Desde niña, fui expuesta al área de la Medicina por mi tío, quien es oftalmólogo. Esto despertó mi interés por estudiarla. Participé del Programa de Verano para Estudiantes Talentosos de Medicina, Ciencias y Escuela Superior de la Fundación Dr. García Rinaldi. Allí, hice shadowing con médicos de distintas especialidades en el verano de mi primer año de universidad. El siguiente verano estuve en la Universidad de Case Western Reserve en Cleveland, Ohio, donde  participé del Summer Medical and Dental Education Program (SMDEP). Ambos programas reforzaron mis aspiraciones», relató.

Agregó que desarrolló interés por la investigación en el área de Genética, gracias a una clase que tomó con el doctor Juan Carlos Martínez Cruzado, catedrático del RUM y reconocido por sus investigaciones de ADN mitocontrial, entre otras.

«El profesor me brindó la oportunidad de realizar investigación. Mi primer proyecto se tituló Full Annotation of The CaMKI, lgs and bip2 Genes of Drosophila Elegans, en el que pude aprender a utilizar distintas herramientas de la bioinformática para anotar genes manualmente», añadió.

De hecho, Martínez Cruzado elogió la disposición de la joven hacia los nuevos retos.

«Este es mi vigesimoctavo año como mentor de investigación de subgraduados y puedo dar fe de la gran cantidad de estudiantes excelentes como Sherley que tiene el Recinto Universitario de Mayagüez. Todos tienen un atributo que los destaca. En el caso de Sherley, si le pido que prepare algo en corto tiempo, ella no pone peros, sino que lo hace aún cuando sé que nunca lo ha preparado antes y que tendrá que aprender mientras lo hace», indicó el investigador.

La joven, quien es candidata a graduación en junio del 2017, está afiliada al Programa MARC (Maximizing Access to Research Careers), que acoge a jóvenes de honor del RUM y los expone a iniciativas de investigación subgraduada con el fin de que continúen sus grados doctorales en ciencias biomédicas.

«Mi pasión por la investigación me llevó a solicitar al Programa MARC. Desde mi tercer año de bachillerato, este programa me ha ayudado a desarrollar destrezas en la investigación y comunicación científica. He podido hacer networking con otros profesionales en el área las ciencias biomédicas en actividades como conferencias científicas nacionales y visitas de escuelas graduadas», afirmó.

Precisamente, el mencionado programa es apoyado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), tiene como misión asegurar que los jóvenes investigadores que participan tengan experiencias significativas y pertinentes para afianzar su amor por hacer ciencia relevante, con integridad, y con responsabilidad social.

«Nos sentimos bien orgullosos de los integrantes de MARC por destacarse en el cumplimiento de nuestra misión. En esta ocasión, deseamos resaltar la labor de Sherley. Esta joven, no tan solo es una persona brillante, dedicada, responsable y ardua trabajadora, sino que posee un gran sentido de responsabilidad social en su desempeño como investigadora novel. Es una luchadora incansable, que desde que la conocemos, traza metas y se enfoca de manera exitosa en materializarlas. Es gracias a todos estos atributos que ha logrado ser pionera en la isla y agente de cambio positivo, abriendo camino para que nuestros estudiantes puedan continuar poniendo en alto la educación puertorriqueña, la educación de la Universidad de Puerto Rico y en especial nuestro Colegio de Mayagüez», expresaron, por su parte, los doctores Carlos Ríos Velázquez y Patricia Ortiz Bermudez, coordinadores del Programa.

Entre los logros de la talentosa colegial, se encuentran haber sido seleccionada en el exclusivo grupo de Exceptional Research Opportunities Program (EXROP) del Howard Hughes Medical Institute.

 

«Tras conocer mi profundo interés en la investigación, el doctor Martínez Cruzado me nominó para solicitar al EXROP. Entre 700 alumnos nominados de todo Estados Unidos, fui una de los 70 escogidos de la clase de EXROP 2016. Trabajé en el proyecto titulado Gene Mapping of Glaucoma-Related Phenotypes in a forwardGgenetics ENU Screen en el laboratorio del doctor Simon W. J. John en The Jackson Laboratory, en Maine. Durante las diez semanas de verano, pude contribuir al desarrollo de un modelo de ratón para estudiar los genes y mecanismos envueltos en glaucoma. En noviembre 2016, tuve la oportunidad de presentar este trabajo en la conferencia Annual Biomedical Research Conference for Minority Students (ABRCMS), en Tampa», indicó.

Actualmente, la joven trabaja en el proyecto titulado Assessing a Loss-of-Function Mutation in the WDPCP Gene in the Puerto Rican Population.  

«En esta investigación quiero determinar la presencia y distribución de una mutación en la población puertorriqueña para concluir si existe una necesidad de hacer pruebas genéticas a recién nacidos», puntualizó.

Tras el cimiento que le ha brindado su educación en el RUM y de cara hacia un nuevo reto académico, Sherley reflexionó hacia cómo se proyecta su futuro.

«Me visualizo laborando en un ambiente de investigación colaborativa, mientras trabajo en una clínica. Sé que el tener un vasto conocimiento en Genética me hará una mejor doctora al poder estudiar enfermedades desde la perspectiva de investigación. Así, podré contribuir al entendimiento de los mecanismos presentes en las enfermedades y encontrar tratamientos alternos. Mis pacientes serán mi inspiración para investigar enfermedades y su base genética, cómo una mutación en el ADN causa una enfermedad y cómo el individuo es afectado por esta», declaró la desde ya científica.

«Exhorto a otros estudiantes buscar muchas oportunidades que le permitan explorar el campo de la investigación biomédica para que descubran su interés y pasión por investigación», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *