Tag Archives: Recinto de Mayaguez

Otra vez del RUM la Nueva Cara de la Ingeniería

Mayagüez–  Una estudiante del Programa Graduado de Ingeniería Industrial (ININ) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) fue reconocida como la Nueva Cara de la Ingeniería, en la edición profesional, importante distinción que otorga anualmente el Institute of Industrial and Systems Engineers (IISE).

Nicole J. Ortiz Rodríguez, una colegial oriunda de Lajas y quien terminó su bachillerato en ININ en el año 2014, fue seleccionada entre solo tres nominados, provenientes de Estados Unidos, según explicó su consejero el doctor Mauricio Cabrera, catedrático del mencionado departamento y director del Grupo de Optimización Aplicada de esa facultad.

“Hubo tres nominados por el IISE, a nivel nacional, este año; así que el calibre del perfil de Nicole es uno digno de admirar y reconocer. El año pasado, Yazeli E. Cruz fue nombrada también como 2016 Face of Engineering, en la edición colegial, así que es de mucho significado que dos mujeres, ingenieras, de nuestra universidad hayan logrado tales reconocimientos a nivel nacional. No quepo de orgullo con ello al tener a ambas en mi grupo”, expresó el regocijado mentor de ambas jóvenes.

Ortiz Rodríguez se unió al equipo de investigación del doctor Cabrera en 2013 para trabajar en análisis de sistemas biológicos. Luego, defendió su tesis de maestría bajo la supervisión del catedrático, en la que trabajó en similitudes genéticas entre las enfermedades de Parkinson, Alzheimer y Huntington.

“Nicole es una persona con un nivel de energía extraordinario que, aunado a su capacidad intelectual, hace que sea muy veloz y esto la lleva a completar trabajo de calidad en poco tiempo. Además, disfruta mucho los retos y no tiene dificultad en invertir tiempo en la solución de problemas. Es impresionante verla terminar su maestría en dos años, con una tesis muy sólida, mientras trabajaba a tiempo completo”, subrayó el profesor.

Precisamente, la talentosa joven, quien labora en Hewlett Packard Enterprise, se siente muy feliz por su hazaña y le agradece al RUM las oportunidades profesionales que ha tenido.

“Estoy muy orgullosa y satisfecha por la carrera que he desarrollado, gracias a la preparación y conocimiento que me dio el Colegio. La clave es no rendirse, tener claras tus metas e ir tras ellas con determinación. Me he dado cuenta que no hay límites, excepto los que nos ponemos nosotros mismos”, indicó la colegial, quien también se destacó como oradora invitada durante la octava Conferencia de la American Society for Quality, sección de Puerto Rico.

Agradeció, además, al doctor Cabrera a quien le atribuyó la dirección en su carrera por lo todo lo que la educó, tanto en el ambiente académico, como en el profesional.

De hecho, el educador se hizo eco de las palabras de su estudiante, al exhortar a los jóvenes que están empezando en sus estudios a no tener miedo de «tocar puertas» para involucrarse en un proyecto de investigación subgraduada, en un intercambio académico o en un internado de investigación.

«Todas esas experiencias te enriquecerán personalmente y te harán un mejor profesional en tu área de estudios y para eso es que se viene a la Universidad», puntualizó el catedrático.

El Annual New Faces of Engineering elige estudiantes y profesionales de esa disciplina con perfiles extraordinarios por sus logros y habilidades. En el caso de la categoría profesional, reconocen a los futuros líderes, menores de 30 años, por sus contribuciones ingenieriles y de impacto en la sociedad. Los ganadores deben estar afiliados a ciertas asociaciones de ingeniería y su gesta es distinguida por Discover E, anteriormente conocida como National Engineers Week Foundation, entidad que apoya que más jóvenes estudien ingeniería, a través de la promoción de la investigación, la educación, y el voluntariado en esa disciplina.

Colegiales acaparan becas de la NSF

Doce estudiantes, entre ellos tres candidatos a graduación y nueve recién egresados del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), fueron seleccionados este año para recibir las becas que otorga la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF) como parte de su Programa Graduate Research Fellowship (GRF) que apoya a alumnos sobresalientes a completar sus estudios graduados en las disciplinas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, conocidas como STEM.

 El anuncio de los premios de 2017 se hizo recientemente, e incluyó la destacada delegación puertorriqueña de sangre verde integrada por: Joseph Yadiel Cordero Mercado, Sylmarie Dávila Montero, Elisa Ferracane, Naomi Ivelisse López Caraballo, Raúl E. Marrero Rosa, Nicole María Palacio, Alexandra Nicole Ramos Valle, Rocío del Mar Saavedra Peña y Jean Carlos Serrano Flores. Asimismo, a punto de culminar sus bachilleratos en mayo de 2017, recibieron la subvención los colegiales: Luis Ángel Nieves Rosado, Agnes María Resto Irizarry y Félix Luis Santiago Collazo. 

El colectivo boricua forma parte de cerca de 2 mil candidatos seleccionados anualmente en Estados Unidos por la NSF, a quienes provee una aportación de alrededor de $34 mil, por hasta tres años, para apoyarlos mientras completan sus carreras graduadas. Uno de los criterios más importantes de elegibilidad es que hayan demostrado su potencial en proyectos de investigación de envergadura, especialmente en las disciplinas STEM o relacionadas con la educación de estas.

En representación del país, también obtuvieron la beca siete alumnos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de los Recintos de Río Piedras, Cayey y Aguadilla. Esta ayuda que concede la entidad estadounidense se enfoca principalmente en proveer oportunidades a mujeres y jóvenes de grupos minoritarios. 

 “El RUM ha sido una vez más, la universidad con más ganadores de becas de NSF en Puerto Rico. Para mí esto habla mucho de la calidad de nuestros estudiantes y de la enseñanza y entrenamiento que reciben en nuestro Recinto”, señaló Marcelo Suárez, catedrático del Departamento de Ciencias e Ingeniería de Materiales y director del Centro de Excelencia en Investigación en Ciencia y Tecnología (CREST). 

Para el catedrático, quien está sumamente orgulloso de los logros de sus discípulos, es imperante resaltarlos y destacar los proyectos que se subvencionan mediante fondos externos y permiten una experiencia investigativa desde temprano en sus carreras académicas.

“Ni Raúl, ni Liliana, ni Fernando, ni muchos otros podrían haber accedido a estas becas si no hubieran participado en programas extensos e intensivos de investigación subgraduada. CREST (Fase I y II), WIPREM, CETARS han sido ejemplos de este trabajo en nuestra institución”, subrayó.

 Todos los premiados entrevistados coincidieron en que esta distinción que concede la NSF es un enorme honor, no solo por el alivio económico que representa, sino por el impulso que les da a sus respectivas carreras.

“El hecho de tener una beca tan prestigiosa abre las puertas a una red de información y recursos que me hacen sentir más segura entrando al doctorado. Yo había participado en dos programas de verano y además de eso había hecho investigación en el RUM, lo que me dio la experiencia necesaria para desarrollar una propuesta, que incluyó hacer revisiones de literatura y escribir informes, muy necesario al momento de redactarla”, explicó Agnes M. Resto Irizarry, ya próxima a graduarse del Departamento de Ingeniería Mecánica y admitida para septiembre de 2017 al programa doctoral en esa misma disciplina en la Universidad de Michigan, Ann Arbor. 

 En el caso de Félix L. Santiago Collazo, egresado de la clase de 2015 de Ingeniería Civil en el RUM, y quien ahora culmina una maestría, la beca GRF le será útil cuando inicie sus estudios doctorales especializados en Ingeniería de Recursos de Agua y Costas en Louisiana State University para enero de 2018.

 “Como parte de mi doctorado, desarrollaré un modelo computacional para evaluar y predecir las inundaciones en las comunidades costeras debido a las fuertes lluvias y el oleaje que puede producir una tormenta tropical o un huracán en Puerto Rico y en el Golfo de México. Este modelo será único, ya que tomará en consideración dos procesos que provoca una tormenta: lluvia y oleaje, al mismo tiempo”, precisó.

 Félix también resaltó su preparación subgraduada y su experiencia en el Recinto, que le abrió puertas a oportunidades similares en Estados Unidos. 

 “Haber ganado la beca de la NSF significa mucho, ya que resalta la importancia de mi contribución a la sociedad. Esta beca rectifica que hacer investigaciones en mi disciplina es también de mucha importancia y que muchos mas estudiantes subgraduados deben enfocarse en la investigación”, reiteró. 

 Igualmente se expresó Jean Carlos Serrano Flores, quien culminó su bachillerato en Ingeniería Mecánica en el recinto mayagüezano de la UPR el pasado verano de 2016 y ahora integra el programa graduado de Massachusetts Institute of Technology (MIT) en su Departamento de Ingeniería Mecánica. Desde esa institución, Jean Carlos se concentra en la mecanobiología celular, o cómo los estímulos mecánicos en el cuerpo humano modulan los eventos celulares en la progresión del cáncer, con la finalidad de desarrollar tratamientos más efectivos contra la diseminación de esa enfermedad.

 “Sin duda alguna, mi preparación académica en el RUM se convirtió en una experiencia imperativa para lograr este mérito y continuar mis estudios graduados en MIT. Desde la calidad de su profesorado, hasta los programas y recursos de investigación, me ofreció todas las herramientas necesarias para resaltar como un candidato competitivo y emprender exitosamente mi carrera académica”, manifestó, al tiempo que expresó su agradecimiento al apoyo de los programas RISE 2 BEST, bajo el liderato de Juan López Garriga, de Química, así como a Paul Sundaram, de Ingeniería Mecánica y Nanette Diffoot, de Biología, por supervisarlo en proyectos similares.

 En el caso de Raúl E. Marrero Rosa, quien completó en junio de 2016 su doble bachillerato en el RUM, como se menciona en esta reseña anteriormente, y realiza sus estudios graduados centrados en Mechanics, Materials and Structures en Northwestern University, esta beca es sinónimo de una llave que le ha abierto puertas y nuevos retos. 

 “Mi área de interés es durabilidad y sustentabilidad de materiales estructurales; e investigación en proceso de diseño y optimización de materiales en el área estructural, con el propósito de disminuir los efectos en el ambiente, costo y mejores propiedades mecánicas. La beca de NSF me da un grado de libertad en la parte económica, pero, sobre todo, en términos investigativos”, declaró, no sin antes agradecer a Marcelo Suárez, por la oportunidad de trabajar en sus investigaciones, y por la experiencia que adquirió en conferencias nacionales e internacionales. Asimismo, reiteró su agradecimiento a Luis E. Suárez, quien fue su consejero académico y a las vivencias que tuvo como parte de varios internados.

 “Un consejo que le daría a los estudiantes, es que no importa de donde vengan, nunca se quiten. No tengan miedo de realizar cosas que están fuera de su zona cómoda. Vive el día a día, siempre siguiendo el camino que te lleva a la meta. Realiza este esfuerzo a tu paso, a tu tiempo, pero nunca te detengas”, puntualizó.

Estudiante del RUM pionera en programa combinado entre Ciencias Médicas y Yale

La estudiante Sherley Collado Justiniano, del Departamento de Biología del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), es la primera puertorriqueña en ser aceptada al programa combinado en Ciencias Biológicas y Biomédicas del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y Yale University, que ofrece los grados simultáneos de doctorado en Medicina (M.D.) y en Genética (Ph.D.).

«Es un orgullo ser la pionera de este programa combinado. Este logro ha sido producto de muchos sacrificios y dedicación. El Colegio de Mayagüez ha sido una parte integral en llegar a lograr mi meta, al estimular mi intelecto y ayudar a desarrollarme como estudiante, científica y profesional. Muchos profesores han sido mis guías y ejemplos a seguir», indicó Sherley.  

Precisamente, Ciencias Médicas y Yale firmaron un acuerdo colaborativo, en julio de 2015, para aceptar entre dos a tres estudiantes, por año académico.

«Fui notificada de mi admisión a ambas universidades el pasado 1 de marzo de 2017. Espero poder abrir puertas para otros alumnos con intereses similares a los míos. Cursaré los primeros tres años en la Escuela de Medicina en Puerto Rico, comenzando en agosto. Luego, continuaré mis estudios conducentes a un doctorado en Yale, desde el cuarto año hasta el séptimo, y regresaré en el octavo año a terminar Medicina en Puerto Rico», explicó.

El interés de la futura médica genetista por una carrera relacionada con la salud y las ciencias inició desde la escuela elemental.

«Desde niña, fui expuesta al área de la Medicina por mi tío, quien es oftalmólogo. Esto despertó mi interés por estudiarla. Participé del Programa de Verano para Estudiantes Talentosos de Medicina, Ciencias y Escuela Superior de la Fundación Dr. García Rinaldi. Allí, hice shadowing con médicos de distintas especialidades en el verano de mi primer año de universidad. El siguiente verano estuve en la Universidad de Case Western Reserve en Cleveland, Ohio, donde  participé del Summer Medical and Dental Education Program (SMDEP). Ambos programas reforzaron mis aspiraciones», relató.

Agregó que desarrolló interés por la investigación en el área de Genética, gracias a una clase que tomó con el doctor Juan Carlos Martínez Cruzado, catedrático del RUM y reconocido por sus investigaciones de ADN mitocontrial, entre otras.

«El profesor me brindó la oportunidad de realizar investigación. Mi primer proyecto se tituló Full Annotation of The CaMKI, lgs and bip2 Genes of Drosophila Elegans, en el que pude aprender a utilizar distintas herramientas de la bioinformática para anotar genes manualmente», añadió.

De hecho, Martínez Cruzado elogió la disposición de la joven hacia los nuevos retos.

«Este es mi vigesimoctavo año como mentor de investigación de subgraduados y puedo dar fe de la gran cantidad de estudiantes excelentes como Sherley que tiene el Recinto Universitario de Mayagüez. Todos tienen un atributo que los destaca. En el caso de Sherley, si le pido que prepare algo en corto tiempo, ella no pone peros, sino que lo hace aún cuando sé que nunca lo ha preparado antes y que tendrá que aprender mientras lo hace», indicó el investigador.

La joven, quien es candidata a graduación en junio del 2017, está afiliada al Programa MARC (Maximizing Access to Research Careers), que acoge a jóvenes de honor del RUM y los expone a iniciativas de investigación subgraduada con el fin de que continúen sus grados doctorales en ciencias biomédicas.

«Mi pasión por la investigación me llevó a solicitar al Programa MARC. Desde mi tercer año de bachillerato, este programa me ha ayudado a desarrollar destrezas en la investigación y comunicación científica. He podido hacer networking con otros profesionales en el área las ciencias biomédicas en actividades como conferencias científicas nacionales y visitas de escuelas graduadas», afirmó.

Precisamente, el mencionado programa es apoyado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), tiene como misión asegurar que los jóvenes investigadores que participan tengan experiencias significativas y pertinentes para afianzar su amor por hacer ciencia relevante, con integridad, y con responsabilidad social.

«Nos sentimos bien orgullosos de los integrantes de MARC por destacarse en el cumplimiento de nuestra misión. En esta ocasión, deseamos resaltar la labor de Sherley. Esta joven, no tan solo es una persona brillante, dedicada, responsable y ardua trabajadora, sino que posee un gran sentido de responsabilidad social en su desempeño como investigadora novel. Es una luchadora incansable, que desde que la conocemos, traza metas y se enfoca de manera exitosa en materializarlas. Es gracias a todos estos atributos que ha logrado ser pionera en la isla y agente de cambio positivo, abriendo camino para que nuestros estudiantes puedan continuar poniendo en alto la educación puertorriqueña, la educación de la Universidad de Puerto Rico y en especial nuestro Colegio de Mayagüez», expresaron, por su parte, los doctores Carlos Ríos Velázquez y Patricia Ortiz Bermudez, coordinadores del Programa.

Entre los logros de la talentosa colegial, se encuentran haber sido seleccionada en el exclusivo grupo de Exceptional Research Opportunities Program (EXROP) del Howard Hughes Medical Institute.

 

«Tras conocer mi profundo interés en la investigación, el doctor Martínez Cruzado me nominó para solicitar al EXROP. Entre 700 alumnos nominados de todo Estados Unidos, fui una de los 70 escogidos de la clase de EXROP 2016. Trabajé en el proyecto titulado Gene Mapping of Glaucoma-Related Phenotypes in a forwardGgenetics ENU Screen en el laboratorio del doctor Simon W. J. John en The Jackson Laboratory, en Maine. Durante las diez semanas de verano, pude contribuir al desarrollo de un modelo de ratón para estudiar los genes y mecanismos envueltos en glaucoma. En noviembre 2016, tuve la oportunidad de presentar este trabajo en la conferencia Annual Biomedical Research Conference for Minority Students (ABRCMS), en Tampa», indicó.

Actualmente, la joven trabaja en el proyecto titulado Assessing a Loss-of-Function Mutation in the WDPCP Gene in the Puerto Rican Population.  

«En esta investigación quiero determinar la presencia y distribución de una mutación en la población puertorriqueña para concluir si existe una necesidad de hacer pruebas genéticas a recién nacidos», puntualizó.

Tras el cimiento que le ha brindado su educación en el RUM y de cara hacia un nuevo reto académico, Sherley reflexionó hacia cómo se proyecta su futuro.

«Me visualizo laborando en un ambiente de investigación colaborativa, mientras trabajo en una clínica. Sé que el tener un vasto conocimiento en Genética me hará una mejor doctora al poder estudiar enfermedades desde la perspectiva de investigación. Así, podré contribuir al entendimiento de los mecanismos presentes en las enfermedades y encontrar tratamientos alternos. Mis pacientes serán mi inspiración para investigar enfermedades y su base genética, cómo una mutación en el ADN causa una enfermedad y cómo el individuo es afectado por esta», declaró la desde ya científica.

«Exhorto a otros estudiantes buscar muchas oportunidades que le permitan explorar el campo de la investigación biomédica para que descubran su interés y pasión por investigación», concluyó.

RUM- Una década de realzar el campo de la meteorología

Cerca de 600 jóvenes de escuelas puertorriqueñas, de nivel intermedio y superior, participaron en la décima edición del Festival de Meteorología, que se celebró el pasado viernes, 10 de marzo en el Coliseo Rafael A. Mangual del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

Organizado por el capítulo estudiantil colegial de la Sociedad de Meteorología de Puerto Rico (SMPR), el evento revalidó su misión de motivar a que más estudiantes en el país se interesen por esa disciplina, que forma parte de los ofrecimientos del Recinto, conocido como la Secuencia Curricular en Ciencias Atmosféricas y Meteorología, adscrito al Departamento de Física.

De igual forma, este año el Festival resaltó la relevancia interdisciplinaria e incluyó demostraciones y competencias educativas que permitieron a los escolares aprender los conceptos de una manera distinta al aula de clases.

“Lo estamos enfocando de dos maneras: primero, la parte académica; y segundo, la diversidad, ya que en términos sociales la meteorología es uno de los campos con menor representación de grupos minoritarios. Una actividad como esta se presta para que los estudiantes de Puerto Rico vean las ciencias atmosféricas como una posible carrera para ellos y no tan solo en ese ámbito, sino desde otros campos como es la geología y hasta la biología”, subrayó Marcel Corchado Arvelo, vicepresidente del capítulo de SMPR y alumno en segundo año de Física teórica en el RUM.

La formación de nubes, la erupción de un volcán a escala y la magnitud de un temblor figuraron entre las exhibiciones que más llamaron la atención. Organizados en grupos de alrededor de 15, los asistentes visitaron una estación a la vez, hasta completar el ciclo de presentaciones que cubrieron temas como: los efectos del cambio climático en la geosfera, los derrumbes, la química atmosférica, los planetas, el space weather, cómo construir un pluviómetro casero, y conceptos físicos como velocidad, conservación de energía, presión y electromagnetismo, entre otros.

“Una vez nuestro Colegio decidió establecer el programa de Meteorología, entendíamos que era importante llevar la información fuera del Recinto. Por iniciativa de los estudiantes, con apoyo del Departamento de Física y del Colegio de Artes y Ciencias, comenzaron esta gesta que ha ido creciendo a través del tiempo. Este año la organización que tienen es extraordinaria, es una oportunidad que tenemos para demostrar otra faceta al mundo exterior, al pueblo de Puerto Rico sobre esta disciplina tan pertinente y necesaria para un país tropical como el nuestro. Estamos educando a un grupo de personas que va a servirle a nuestro país y fuera de la isla también”, aseveró el doctor Fernando Gilbes Santaella, decano interino de la Facultad de Artes y Ciencias.

El evento, que contó con unas 16 escuelas boricuas, cerró con la competencia High School Weather Channel, en el que los participantes debían ofrecer los informes del tiempo como meteorólogos profesionales, con los conceptos aprendidos en la jornada educativa.

Algunas de las agencias que se unieron para ofrecer las charlas fueron: la Red Sísmica de Puerto Rico, el Observatorio de Arecibo, el Programa Sea Grant de la Universidad de Puerto Rico, el National Weather Service, así como las organizaciones colegiales Sociedad Geológica Estudiantil, Students for the Exploration and Development of Space y la Sociedad de Estudiantes de Física, entre otros.

RUM- Cinco días con nuestra tierra celebra 40 años

Bajo el lema 40 años… sembrando conocimiento, protegiendo nuestro futuro, el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) será la sede de la feria agrícola educativa y estudiantil Cinco días con nuestra tierra. El evento, que incluye foros, talleres, vistosas exhibiciones y espectáculos artísticos, se efectuará desde el martes 14 al sábado, 18 de marzo de 2017, en los predios del Coliseo Rafael A. Mangual del RUM.

La Feria, que es organizada en su totalidad por estudiantes colegiales, comenzará el martes, 14 a partir de las 10:30 a.m., con el vistoso y tradicional desfile por el campus mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico. Como parte de la celebración de la edición número 40, este año se realizará una exhibición de afiches conmemorativos en el Museo de Arte (MUSA) del RUM.

Como es costumbre, el recorrido será a través de las principales avenidas del campus, con la participación de las agrupaciones del Departamento de Banda y Orquesta, maquinarias agrícolas, yuntas de bueyes y caballos de paso fino, entre otros.

“Parece que fue ayer, que un grupo de jóvenes visionarios, motivados en resaltar el valor de la agricultura, organizara una feria educativa en el vestíbulo del edificio Jesús T. Piñero. Ya han transcurrido cuatro décadas, desde que en 1977, se celebró, por primera vez, el evento que evolucionó hasta convertirse en una de las ferias agrícolas más relevantes del país”, expresó el doctor John Fernández Van Cleve, rector del RUM, sobre la actividad que anualmente congrega a miles de personas.

Mientras que, José Guillermo Rodríguez, alcalde de Mayagüez, añadió que “producir un evento por 40 años, promoviendo los frutos de nuestra tierra, la importancia de la autosuficiencia alimentaria y lograrlo con excelencia por estudiantes de uno de los centros universitarios más importantes del mundo, no es sólo orgullo para el Colegio, es motivo de gran inspiración para todos y cada uno de los mayagüezanos que luchamos porque exista un mejor futuro para las próximas generaciones”.

Por su parte, Jonathan Irizarry Soto, estudiante del Departamento de Ciencias Agroambientales del Colegio de Ciencias Agrícolas (CCA) y portavoz del comité organizador, destacó que uno de los componentes más importantes son los foros y talleres educativos.

“Cinco días con nuestra tierra es más que una feria y una asociación, es una familia. Es nuestro compromiso de educar al pueblo, en el campo de la agricultura, y este es el escenario. Gracias al respaldo de la comunidad, el evento ha crecido y nuestro trabajo es devolver ese favor con labor solidaria”, indicó Jonathan.

La Feria contará con carpas y exhibiciones de ganado vacuno y caprino. Allí, tendrán un área donde los niños podrán interactuar y tocar los animales más pequeños. Además, se efectuarán talleres sobre confección de yogur casero, elaboración de quesos, procedimientos de siembra de café, adopción de mascotas, entre otros temas.

Asimismo, como todos los años, el evento contará con la carpa de horticultura, al igual que las estaciones del Servicio de Extensión Agrícola, adscrito al CCA. Además, se mostrarán maquinarias utilizadas en el proceso de la agricultura moderna en estampas que simulan las actividades que lleva a cabo. De igual forma, se ofrecerán demostraciones de ordeño en una vaquería portátil, que según explicó Irizarry, llaman mucho la atención de los asistentes.

La Feria también incluye espectáculos artísticos, exhibición de caballos de paso fino y de mascotas, áreas de juego para niños, la visita de casi un centenar de artesanos y kioscos de comida, incluyendo la opción vegetariana.

Precisamente, la oferta musical estará compuesta por una variedad de artistas, entre ellos, King Arthur, Misa E’ Gallo, Tribu de Abrante, NG2 y un gran cierre con el salsero Charlie Aponte, entre otras sorpresas.

“Estos colegiales de antaño no imaginaron, en ese momento, la huella tan profunda que dejarían. Celebramos que dieron el paso de iniciar este gran proyecto y, de allí en adelante, forjaron el camino para futuras generaciones. Es así que, año tras año, son los estudiantes del Colegio de Ciencias Agrícolas los organizadores de esta multitudinaria actividad, que ha crecido hasta transformarse en un esperado evento familiar, pero nunca ha perdido de perspectiva su misión educativa”, agregó el Rector.

Para más información acceder a: uprm.edu/5dias2017

RUM celebra 40 aniversario del Programa Coop de Ingeniería

La Facultad de Ingeniería del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) celebró el cuadragésimo aniversario del Programa de Educación Cooperativa de Ingeniería (COOP), iniciativa que desde su origen, fomenta el desarrollo académico de los ingenieros colegiales mediante una experiencia práctica en la industria o el gobierno.

La actividad tuvo lugar hoy, en la Plaza Stefani, ubicada en el edificio Luis Stefani Rafucci del Recinto, sede principal de la Facultad de Ingeniería (INGE) del RUM.

El doctor Agustín Rullán Irizarry, decano INGE, destacó la relevancia del esfuerzo que complementa el aprendizaje del salón de clases con una experiencia laboral en ese campo de estudios.

“El Programa de Educación Cooperativa (COOP) es uno de gran envergadura para el Colegio de Ingeniería. Este le provee a los estudiantes subgraduados, principalmente, un espacio de trabajo profesional en sus áreas de ingeniería antes de graduarse. Es parte de su educación. Resulta muy importante, ya que en la universidad, hay prácticas que podemos dar en los laboratorios, teorías que cubrimos en el aula, pero hay otras difíciles de replicar desde el salón de clases. Se necesita que el ingeniero o el estudiante de ingeniería pueda practicar usando problemas reales en lugares o empresas que brinden esa oportunidad”, sostuvo el decano Rullán.

Agregó que la conexión que se ha dado con la industria ha promovido beneficios tanto para los alumnos que participan como para las compañías que colaboran. Esto, porque los patronos reciben a jóvenes con los conocimientos más recientes en tecnología y en ciencias para atender problemas reales y a un costo razonable que les permite cubrir sus gastos de estudios.
Con él coincidió el doctor Manuel Jiménez, decano asociado de Asuntos Académicos de la Facultad al enfatizar en el componente profesional del programa.